Elementos no estructurales de los edificios ante un terremoto

19-04-2013

• El Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente del
Ministerio de Economía y Competitividad, ha apoyado este proyecto de
investigación que la empresa de software desarrolla junto a la Universidad
Politécnica de Cataluña (UPC)
• Las prestaciones de cálculo que aportará el
programa informático mejorará la seguridad de las estructuras de los los
edificios en caso de terremotos como el acaecido en Lorca, Japón, Chile o
Irán
• Los elementos no estructurales como fachadas y tabiques interiores no
se suelen tener en cuenta a pesar de sufrir con más virulencia los efectos de un
terremoto

La compañía de software para Arquitectura, Ingeniería y
Construcción CYPE está desarrollando un software que terminará este año, capaz
de calcular el efecto que tienen los elementos no estructurales de un edificio
en la estructura ante un terremoto, lo que permitirá mejorar la seguridad de las
construcciones al considerar el efecto de los elementos exteriores como
fachadas, y los interiores como los tabiques, que tienen un alto riesgo de
agrietarse y desprenderse ante una excitación sísmica. Esta nueva herramienta
informática será fruto de un proyecto de investigación que ha contado con la
financiación del Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente
del Ministerio de Economía y Competitividad, y con la colaboración del Centro
Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE) de la Universidad
Politécnica de Cataluña (UPC), quién se encargará de definir el modelo de
cálculo y validar el software.
En la actualidad, la aportación del cálculo de
los elementos no estructurales –cerramientos de fachadas, medianerías y
divisiones interiores..- y su contribución a la rigidez del edificio es una
cuestión que citan las normas pero que ‘debido a su compleja estimación
práctica, o se desprecia su efecto o se tiene en cuenta de una manera burda, no
considerándolos adecuadamente y subestimando su efecto, con el riesgo que ello
conlleva’, según explica el director técnico de CYPE, Carlos Fernández, quien
destaca que estos elementos no estructurales ‘deben soportar los mismos
movimientos que la estructura cuando hay un terremoto, pudiendo sufrir una
rotura al tener menor capacidad para deformarse que la propia estructura’.
En
este sentido, Carlos Fernández asegura que en el diseño sísimico de las
estructuras se concede generalmente poca importancia a estos elementos e incide
en que muchos códigos de diseño en países diferentes a España tampoco incluyen
normas al respecto. Éste es uno de los motivos por los que en muchos casos en
los que ha habido un terremeto, como el que sucedió en Lorca, ‘un adecuado
comportamiento de la estructura diseñada con los modernos criterios de
sismorresistencia puede no ser suficiente si con nuestra manera tradicional de
construcción no consideramos el efecto de las fachadas y tabiquerías en el
cálculo de la estructura.’
Al respecto, el catedrático de Mecánica de Medios
Continuos y Teoría de Estructuras de la Universidad Politécnica de Cataluña Álex
H. Barbat afirma que la actual norma española ‘no da soluciones a los
proyectistas a la hora de calcular qué impacto tendrá un movimiento sísmico en
los elementos no estructurales, tan sólo dice que hay que tenerlo en cuenta y
que tienen que ser seguras, lo que ha provocado que las construcciones tengan
lagunas en este apartado’ y recuerda que el reciente terremoto de Lorca ‘nos ha
demostrado que existe una importante carencia en esta área, ya que es el único
caso en el que las muertes registradas en el municipio murciano no fueron
causadas por fallos estructurales, sino por la caída de elementos no
estructurales del edificio’.
Debido a ello, Álex H. Barbat, quien también es
presidente de la Asociación Española de Ingeniería Sísmica (AEIS), asegura que
este proyecto de investigación, que la Universidad Politécnica de Cataluña se
encargará de validar, ‘va a ser un referente, ya que no se va a limitar a
ofrecer una solución tecnológica sino que va a marcar el comportamiento y sentar
las bases de cómo estimar la contribución de los elementos no estructurales en
el cálculo de las estructuras para que las construcciones sean más seguras en
caso de sufrir el impacto de un seísmo’.
Al respecto, el director técnico de
CYPE incide en que la nueva herramienta informática ‘evitará en el futuro
algunos de los fallos observados en el pasado’, ya que el proyectista puede
obtener de un modo automático ‘el modelo estructural y un análisis dinámico
modal espectral del edificio integrado, aplicando con mayor rigor criterios de
ductilidad y capacidad resistente, obteniendo una documentación completa que
permita al proyectista verificar los resultados y el cumplimiento de esa
normativa en cuanto a la consideración de dichos elementos no
estructurales’.
Por su parte, el también catedrático de Mecánica de Medios
Continuos y Teoría de Estructuras de la Universidad Politécnica de Cataluña
Sergio Oller augura que el futuro software ‘va a dar respuesta a una necesidad
existente entre los proyectistas al introducir nuevos cálculos en las
herramientas de CYPE y va a marcar el futuro de la normativa española’. Debido a
ello, este experto destaca que el futuro software ‘va a ir por delante de la
actual normativa, permitiendo aumentar la seguridad de las viviendas, de sus
inquilinos y minimizando daños en caso de que una determinada zona sufra un
sismo’.
En concreto, Carlos Fernández explica que con la nueva herramienta
informática ‘se va a resolver la gran duda de los elementos no estructurales, ya
que los proyectistas tendrán que tomar decisiones durante el proyecto sobre qué
elementos no estructurales son los que deben tenerse en cuenta a la hora de
calcular y aportar rigidez en el modelo del edificio’, solucionando este
problema entre los proyectistas.
Este proyecto de investigación desarrollado
por CYPE, además de mejorar la seguridad de las construcciones, también servirá
para proporcionar un mayor conocimiento sobre el comportamiento de las
estructuras de los edificios frente a situaciones sísmicas considerando varios
modelos de comportamiento diferentes. Asimismo, el proyecto tiene una proyección
internacional, ya que tanto la compañía de software para Arquitectura,
Ingeniería y Construcción como la Universidad Politécnica de Cataluña adaptarán
el programa informático a las normativas de diferentes países. En la actualidad
CYPE opera en 47 países distintos, desarrollando nuevos documentos donde quede
constancia de las distintas verificaciones efectuadas.

http://www.urbanoticias.com/noticias/hemeroteca/18299_elementos-no-estructurales-de-los-edificios.shtml